Breve historia

En abril de 1963, el Dr. John Bruce Beckwith, pediatra americano nacido el 18 de Septiembre de 1933 en Spokane (Washington) realizó un examen a una niña cuya talla y peso eran muy elevados. El intestino de la niña sobresalía al exterior a través de una fisura en la pared abdominal y su lengua era muy grande. Un examen más detallado permitió determinar que el tamaño de los riñones y del páncreas era aproximadamente 8 veces superior a lo normal. Estos hallazgos, junto con otros casos reportados durante 1964 por el Dr. Hans-Rudolf Wiedemann, genetista alemán nacido en 1915 en Bremen, y fallecido en 2006, permitieron definir un nuevo síndrome: el SBW.